Decía Eduardo Galdeano “nuestras cosas chiquitas”, “Son cosas chiquitas. No acaban con la pobreza, ni nos sacan del subdesarrollo. Pero quizá desencadenen la alegría de hacer, y la traduzca en actos. Y al fin y al cabo, actuar sobre la realidad y cambiaría aunque sólo sea un poquito, es la única manera de probar que la realidad es transformable.
El hombre es un “animal social”, decía Jean Jacques Rousseau Con lo cual expresaba gráficamente un impulso vital del ser humano, su necesidad de no estar sólo, de insertarse en un tejido social, de menor o mayor complejidad a lo largo de la evolución de las actividades de las civilizaciones. Este es el objetivo de la Coordinadora de Asociaciones de Vecinos crear ese estado de convivencia y compañerismo que aglutine a las gentes de barrio en un mundo cada día mejor, si con ello contribuimos a su logro, será estado de satisfacción para los responsables de este proyecto.
Una política, un Estado un pueblo, se define por su capacidad de representación funcional ante los hechos internacionales, provinciales o locales. Esto quiere decir que hay momentos políticos en los que el único discurso posible es el de un trabajo en serio y eficaz.
Cualquier asociación o grupo de vecinos, que deseen mejorar su habita vecinal, aquí tendrá nuestro apoyo, no aceptaremos aquellas personas que utilizan el movimiento vecinal para llegar a ser político, basta mirar hacia atrás y observar algunos de nuestros líderes vecinales como se han situado. Por eso esta Coordinadora de Asociaciones de Vecinos, esta abierta a las personas de buena voluntad y convivencia vecinal, no a las fórmulas políticas para conseguir votos de forma engañosa, ya que luego no se convierten en mejoras vecinales que el objetivo para lo que se creo esta Coordinadora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *